Sáb02252017

Última actualizaciónLun, 13 Feb 2017 12pm

LocalidadCategoría principalSubcategoría
Reset
* Web compatible con Chrome, Mozilla Firefox y Opera
Back Está aquí: Inicio Ofertas Ofertas4 Bodas ante notario

Cariño, ¿nos casamos en la notaria?

Por Manuel Sarrión Sierra, Cases de Dret Torrent Abogados

El Senado acaba de posponer al año 2017 la entrada en vigor de la Ley de la Jurisdicción Voluntaria (pendiente desde el año 2000, nada menos), por la que se podrán celebrar bodas civiles ante el Juez competente o Jueces de paz, ante el Alcalde o funcionario habilitado –como hasta ahora-, y como novedad, ante Secretario judicial y Notario, si bien en este último caso no será gratuito como en los anteriores. Igualmente, los Notarios podrán también disolver matrimonios por divorcio de mutuo acuerdo en los que no existan menores.

Se nos dice que es una forma de dar libertad a los ciudadanos de elegir donde queremos recibir un servicio público como es la celebración de un acto que si bien tiene una esfera eminentemente personal, no podemos olvidar que tiene un componente social y jurídico, de gran transcendencia.

Lo que sí que parece que se va a agilizar es la inscripción de los recién nacidos directamente por el Hospital en el que nacen, sin tener que acudir al Registro Civil en los primeros días desde el nacimiento. Me parece un avance, y la línea correcta de seguir aprovechando las posibilidades que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance, ya que no acabo de comprender como nos exigen la presencia física en muchas actuaciones ante la administración pública cuando contamos cada vez con más medios de identificación remota –huella digital, firma digital, certificados electrónicos, etc.-

Todo ello se enmarca en una reforma de mayor calado, como es la transformación de los Registros Civiles, para que pasen a ser competencia de los Registradores Mercantiles, y aquí radica la polémica, porque de prosperar la reforma tal y como estaba planteada por nuestro “querido” ministro Gallardón, pasaríamos de no pagar nada a los Juzgados por la obtención de certificados, libros de familia, o copias de los mismos, o certificados de fallecimiento, por ejemplo, a tener que pagar una cantidad no pequeña –creo recordar que por la expedición del libro de familia se iba a cobrar una “tasa” de 150 euros- por cada uno de estos servicios.

Sinceramente, desconozco si el registro civil tal como está montado actualmente es sostenible o no. Desconozco igualmente si deberíamos pagar alguna cantidad simbólica en concepto de tasa por la obtención de una copia de algún certificado público, o por la prestación de ese servicio, como sucede en los Registros de la Propiedad –aunque cada vez que vamos y nos lo cobran no nos parece tan simbólico, la verdad-. Lo que me parece un despropósito es pretender cobrar a una pareja que acaba de casarse 150 euros por la expedición de un libro de familia, y cobrar por cada certificado o inscripción que tengan que hacer en el mismo. Eso es empezar bien una nueva vida...

Más información de Cases de Dret