Sáb10212017

Última actualizaciónSáb, 01 Jul 2017 10pm

LocalidadCategoría principalSubcategoría
Reset
* Web compatible con Chrome, Mozilla Firefox y Opera
Back Está aquí: Inicio Ofertas Ofertas4 Maltrato Animal

EL MEJOR REGALO.

Por Manuel Sarrión Sierra, Cases de Dret Torrent Abogados

Cada día nos encontramos noticias en los medios de comunicación y redes sociales sobre abandonos de animales domésticos. Cada vez más, y es una buena noticia, estamos sensibilizados ante las tragedias diarias de esos animales que alguien algún día pensó que era una buena idea comprar y que luego, en cuanto se ha sido consciente de las obligaciones y responsabilidades que conlleva, ha preferido abandonar a su suerte. No hablamos ya del delincuente -permítanme que me ahorre el presunto- que golpea hasta la muerte, o directamente mata a sangre fría a algún animal cuando ya ha dejado de serle útil, o lo deja a su suerte sin posibilidades de sobrevivir. éstos merecen capítulo y comentario aparte.

El otro día oí en la radio una estadística interesante; de los animales domésticos que se regalaban, especialmente en estas fechas, cerca de la mitad iban a ser abandonados. Curiosamente, de esos animales que se abandonaban, la gran mayoría eran los que habían sido comprados, mientras que el porcentaje disminuía muy significativamente si el animal era adoptado y no se había pagado precio alguno por él. Se concluía, y creo que acertadamente, que cuando pagamos por un animal, lo cosificamos y lo vemos únicamente como un objeto, que podemos cambiar, o dejar de lado, no como un ser vivo con unos sentimientos que pasa a ser parte de nuestra familia. Si lo pensáramos así, seríamos incapaces de abandonarlos a su suerte o de no cuidarlos como se merecen.

Cualquiera que ha tenido un perro -en mi caso- sabe hasta qué punto son capaces de entregarse por su “familia”, y como te hacen sentir ese amor incondicional todos los días de su vida. De hecho, cuando llega su hora, el vacío que dejan sólo puede compararse con la pérdida de un ser querido, de uno de los tuyos. No hay mejor educación para un niño que hacerlo responsable del cuidado de un animal doméstico, desde el respeto y el cariño, y que asuma las obligaciones -no todo es jugar- que conlleva. Creo que todos los niños deberían pasar por esa escuela en algún momento de sus vidas, y no necesariamente en la más tierna infancia.

El Código Penal ya castiga con penas de prisión al que abandone a un animal en condiciones de peligro para su vida o integridad, reforzando la protección penal de los animales domésticos, imponiendo mayor pena cuando se cause la muerte de los mismos. Se castiga igualmente la explotación sexual de los animales, como novedad en la reforma de 2015, y se mantiene el castigo al maltrato cruel de animales en espectáculos no autorizados legalmente, en este caso con pena de multa. Y afortunadamente, los jueces cada vez más están dictando condenas por estas conductas. Cosa distinta de esta protección penal es considerar a los animales como sujetos de derechos, con lo que como jurista no puedo estar de acuerdo; el sujeto de derechos es necesariamente, responsable de obligaciones, y los animales no pueden ser responsables de sus actos ni sujetos pasivos de obligaciones, con lo que no pueden ser considerados titulares de derechos en sentido jurídico del término.

Y si en su carta para estas fiestas se incluye algún amigo de cuatro patas o similar, recuerde la estadística anterior; también decía que hay cerca de 20.000 animales esperándole en las distintas asociaciones de acogida.

Más información de Cases de Dret