Dom08202017

Última actualizaciónSáb, 01 Jul 2017 10pm

LocalidadCategoría principalSubcategoría
Reset
* Web compatible con Chrome, Mozilla Firefox y Opera
Back Está aquí: Inicio Ofertas Ofertas4 Acupuntura, apiterapia y biomagnetismo

Acupuntura, apiterapia y biomagnetismo

Centro Sanea. Contamos con profesionales con ganas de ayudarle y que le van a escuchar y a atender desde el respeto y el firme compromiso de un trabajo responsable. Dedicados a la tecnica manual desde hace años y ayudando en el cuidado tanto de su cuerpo como de su mente de una forma natural.

Acupuntura, apiterapia y biomagnetismo.

por Centro Sanea

Acupuntura. Es una terapia reguladora de los desequilibrios del cuerpo, ya se manifiesten como enfermedades agudas  o como dolencias crónicas.
 La acupuntura inserta finas agujas en el cuerpo para paliar deficiencias locales, controlar un metabolismo desequilibrado, tonificar una función que está en déficit y otros muchos efectos de los que el principal es casi un absoluto control biológico de las funciones del cuerpo. 

Todo material es estéril, y al tratarse de agujas de 0.4 milímetros de espesor, apenas producen sensación a ser introducidas en la piel.

En muchos países europeos ya forma parte de la sanidad pública. 

Dentro de la acupuntura englobamos también moxibustión, ventosas, y fitoterapia china.


Apiterapia. Ya dijo Hipócrates que "las abejas son la farmacia del cielo". 


La apiterapia es el uso terapéutico de apitoxina (veneno de abeja) y otros productos de la colmena: miel, polen, jalea real y propóleo.


 La terapia consiste en la inserción de veneno de abeja en los puntos de acupuntura, de manera totalmente inocua e indolora.

Biomagnetismo. Terapia que emplea imanes de mediana intensidad para regular en PH del cuerpo, eliminando de esta manera, virus, bacterias, hongos o parásitos, logrando con ello una mejora generalizada. 

El método de diagnóstico es tan sencillo como hacer un test kinesiológico y aplicar unos imanes de intensidad media (1000 gaus), en la polaridad correcta, sobre los puntos adecuados. El impacto sobre el organismo es mínimo, pero lo suficiente como para regular el ph del organismo, tan importante en la aparición de enfermedades. Cuanto más enferma se encuentra una persona más ácido suele ser su ph, creando a su vez una zona de alcalosis. Sobre estas dos cargas (acidosis y alcalosis) trabaja el par biomagnético por medio de los imanes, llevándolas hacia la neutralidad y recuperando la salud.