Dom08202017

Última actualizaciónSáb, 01 Jul 2017 10pm

LocalidadCategoría principalSubcategoría
Reset
* Web compatible con Chrome, Mozilla Firefox y Opera
Back Está aquí: Inicio Ofertas Ofertas4 La mediación: comunidad de propietarios

La mediación: comunidad de propietarios

por Laura Latorre García Abogado Col. 14860 ICAV CASES DE DRET TORRENT

La mediación es un proceso de resolución de conflictos, con la colaboración del mediador, en el que las partes tratan de alcanzar la solución al conflicto desde la igualdad de las posiciones y su absoluta implicación en la obtención de una solución que solo ellos pueden alcanzar, sin imposiciones de terceros, ni siquiera judiciales, siendo ellos los únicos protagonistas en la consecución de los acuerdos, consistiendo la labor del mediador en la dirección o guía de todo el proceso.

Las características fundamentales del proceso de mediación son su voluntariedad –nadie obliga a las partes a tratar de solucionar su conflicto a través de la mediación–, igualdad entre partes, la neutralidad y la imparcialidad del mediador, y la confidencialidad de las sesiones, tanto respecto al mediador como entre las partes, de forma que el contenido de las sesiones es secreto, y no puede ser utilizado por ninguna de ellas en el proceso judicial que pudiera plantearse o que ya estuviera planteado.

En el caso de las comunidades de vecinos ocurre que la pluralidad de interlocutores determina una pluralidad de puntos de vista y el aplazamiento de determinadas cuestiones de una junta ordinaria a otra, y ello puede determinar un enquistamiento perjudicial a largo plazo, existente entre la aparición de los conflictos y la posibilidad de resolverlos. El caso más habitual en este tipo de conflictos es el llamado “blocking”, más conocido como acoso vecinal.

En cualquier caso, serán los espectadores activos, es decir, el resto de los vecinos, los verdaderos responsables del buen éxito del blocking. De ellos depende que se consienta o no dicho acoso, y se lleven a cabo acciones en contra de su persona. Será el resultado de dichas acciones y/u omisiones que acabará mermando el ánimo de la víctima, ocasionándole aquel estrés que puede conducirla, en el mejor de los casos, a abandonar el inmueble.

Es imprescindible destacar el papel activo que pueden tener los administradores de fincas, ya que debe entenderse que realmente hay una mediación preventiva y una mediación restauradora y que en ambos casos el administrador puede participar, consciente o inconscientemente. El artículo 6 de la Ley de Propiedad Horizontal dispone que para regular los detalles de la convivencia se podrán fijar normas de régimen interior pero no dice que el administrador de fincas será el vigilante o velará para que se cumplan.

En Cases de Dret contamos con profesionales especializados y en continua formación en este campo, ofreciendo la experiencia de nuestros mediadores para solucionar conflictos en todos los ámbitos del derecho –civil, familia, herencias, mercantil, penal, penitenciario y comunidad de propietarios-.

Más información de Cases de Dret