Dom08202017

Última actualizaciónSáb, 01 Jul 2017 10pm

LocalidadCategoría principalSubcategoría
Reset
* Web compatible con Chrome, Mozilla Firefox y Opera
Back Está aquí: Inicio Ofertas Ofertas4 Supresión de las cláusulas suelo

Supresión de las cláusulas suelo

 

Supresión de las cláusulas suelo hipotecarias

por Jose Villanueva Castillo Abogado Col. 8426 ICAV CASES DE DRET TORRENT

Las cláusulas o condiciones predispuestas por la entidad bancaria son redactadas unilateralmente por la misma antes de la fase de celebración del contrato, con total ausencia de negociación individual, e impuestas al cliente, lo que supone la exclusión del principio de autonomía de la voluntad en la determinación del contenido del contrato, por tanto, su incorporación no obedece al previo consenso de las partes y sabiendo el cliente que de no aceptar las mismas le será denegado el préstamo.

El marco legal al que nos debemos remitir parte de la Orden de 5 de mayo de 1994 sobre transparencia de las condiciones financieras de los préstamos hipotecarios, cuya finalidad primordial es garantizar la adecuada información y protección de quienes conciertan préstamos hipotecarios, exigiendo al banco la entrega obligatoria de un folleto informativo inicial en el que se especifiquen con claridad, de forma lo más estandarizada posible, las condiciones financieras de los préstamos; pero pretende asimismo facilitar al cliente la perfecta comprensión e implicaciones financieras del contrato de préstamo hipotecario.

En el mismo sentido, la Directiva 93/13/CEE, del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores. En esta línea, la reciente Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 ha dictaminado que este tipo de cláusulas serán válidas cuando cumplan los requisitos de "especial transparencia" exigible en los contratos con los consumidores. El Supremo entiende que estas cláusulas son lícitas, pero sólo son válidas cuando cumplen los requisitos de especial transparencia exigible en los contratos celebrados con los consumidores, que deben ser informado de otros productos para que pueda realizar una comparación y optar después de tener un información suficiente.

El Supremo hace hincapié en que las cláusulas suelo que se incluían en estos contratos "superan el control de transparencia a efectos de su inclusión como condición general en los contratos, pero no el de claridad exigible en las cláusulas de los suscritos con consumidores”. Entiende que las cláusulas no son transparentes porque, entre otras cosas, se insertan "de forma conjunta" con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas y no existen simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar. Afirma que no hay información previa "clara y comprensible" sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo de la propia entidad. También declara la irretroactividad de la propia sentencia, por lo que la nulidad de las cláusulas no afectará a la continuación del contrato ni a los pagos ya efectuados.

Conclusión, las cláusulas suelo que no han sido negociadas y han sido impuestas sin la suficiente información y claridad expositiva del Banco, pueden ser consideradas ABUSIVAS y por lo tanto excluidas de los préstamos hipotecarios, sin efectos retroactivos. Es importante destacar que corresponderá en todo caso la carga de la prueba del cumplimiento de estos requisitos a las entidades bancarias.

Más información de Cases de Dret